viernes, 20 de febrero de 2015

Palmeritas

Otra entrada mas de postres realizados con masa de hojaldre. Y es que son tantos diferentes, y todos tan sencillos, que queremos iros descubriendo poco a poco todas las opciones que nos da este ingrediente. Hoy vamos a cocinar palmeritas de hojaldre.
Desde que en nuestra casa, Carmen y yo descubrimos la forma de realizar los croissant rellenos de chocolate, quedamos tan sorprendidos por su facilidad y rapidez, que decidimos seguir indagando en este ingrediente y en sus usos dulces. Y descubrimos recetas increíbles y que debíamos ir probando poco a poco.
La siguiente receta que realizamos fue la que tenéis ante vosotros. Estas palmeritas son igual de sencillas que lo fueron los croissant, y con un sabor tan propio, que no parece que estén hechos los dos con el mismo ingrediente. Fáciles, rápidos, dulces, con muchas opciones de decoración... Unen todos los factores que tanto a Carmen como a mi nos encantan. Sinceramente, desde que en casa los hacemos, no hemos vuelto a comprarlos, ya que como decimos siempre, lo casero siempre está mejor. Solo de pensarlo, nos entran unas ganas locas de poder comernos alguna ahora. ¡Es que son irresistibles!
Dejando de lado esta descripción de las palmeritas, deciros que con esta entrada, seguimos con la idea de facilitaros lo mas posible la aventura de la cocina, y por ello, y al igual que ya realizamos en otras entradas como la ya comentada de los croissant, o la de Galletitas de mermelada, hemos realizado un mini-vídeo con el fin de explicaros con imágenes, mejor que con palabras, uno de los pasos de la preparación. Esperamos que, al igual que los otros anteriores, os sea de utilidad y os ponga, aunque sea un poquito, las cosas mas fáciles para realizar vosotros mismos estas deliciosas palmeritas. Ahora, con los delantales puestos, manos a la obra!



Ingredientes (20 unidades):
  • 1 lamina de hojaldre rectangular
  • Azúcar
  • Azúcar avainillado
  • Chocolate (opcional)


Preparación:
  1. Lo primero que haremos será echar sobre papel vegetal, o en el mismo papel en el que viene la masa de hojaldre, bastante azúcar por toda la superficie. Pondremos la masa de hojaldre sobre el azúcar de forma que toda la masa quede impregnada por abajo. Ahora, sobre la otra cara de la masa, volveremos a espolvorear azúcar y un poco de azúcar avainillado si lo deseamos (no os quedéis cortos, ya que es lo único dulce que tendrán las palmeritas, sobre todo si solo las queréis de azúcar, y si no echáis suficiente, después os quedarán muy sosas).
  2. Con un rodillo, aplastaremos un poco la masa, de forma que el azúcar quede incrustado, pero sin apretar demasiado, solo lo justo para que se quede bien enganchado a la masa.
  3. Doblamos la mitad de la masa hacia el centro, y después el otro lado, de forma que parezca que nos quedan dos rectangulos iguales. Volveremos a doblar de nuevo cada parte y finalmente de nuevo, quedándonos un tubo de masa. Para entenderlo mejor, ver el vídeo a continuación.
    video
  4. Partiremos pequeñas porciones (de aproximadamente 1 cm de grosor), y separaremos las puntas hacia afuera.
  5. Pondremos cada porción en una fuente con papel vegetal y las aplastaremos un poco cada una, de forma que no queden muy gruesas. NOTA:  No os preocupéis si al hacerlas vosotros tal y como indicamos en el vídeo, os quedan unas palmeritas mas grandes que las que veis en las fotos. Esto es debido a que estas las tomamos la primera vez que las preparamos, y en lugar de doblar la masa como se indica en el vídeo, lo hicimos a lo largo, por lo que nos quedaron mas pequeñitas. Sin embargo,eso va en gustos, y nosotros preferimos hacerlo desde entonces, tal como os contamos en el vídeo, para que queden un poquito mas grandes.
  6. Precalentamos el horno a 180º arriba y abajo.
  7. Las meteremos y mantendremos unos 8 minutos, pero la mejor forma de comprobar si van estando listas, es ir sacando y viendo cuando comienzan a estar doradas por abajo. En ese momento, las daremos la vuelta y dejaremos que también se doren por la otra cara.
  8. Antes de sacarlas, comprobaremos que por los dos lados tienen un color tostado y bonito.
  9. Las sacamos y dejamos que se enfríen sobre una rejilla.
  10. Podremos comerlas así directamente (están deliciosas) o podremos derretir un poco de chocolate en el microondas y verterlo por encima de cada una. Después, las dejaremos que se enfríen y cuando el chocolate se endurezca, podrán consumirse.
Ya lo habéis visto, y lo comprobareis vosotros mismos, que mas sencillo no puede ser. Con pocos pasos y sin nada complejo, tendremos en casa unas deliciosas palmeritas, bien de azúcar o bien de chocolate, como mas nos gusten. Y estad atentos, porque nuestra aventura con el hojaldre continua y tendremos mas recetas en próximas semanas!

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario