miércoles, 24 de septiembre de 2014

Pastel de arroz con parmesano relleno de carne

Cada vez que escuchamos la palabra pastel, la mayoría de los casos se nos viene a la mente la imagen de un plato dulce, de un postre. Pese a esto, y como ya habréis comprobado, los pasteles pueden ser tanto dulces como salados, y con los ingredientes que mas nos gusten: verduras, carne, beicon, jamón... Hoy compartimos con tod@s vosotr@s uno de nuestro favoritos: pastel de arroz con parmesano relleno de carne.
Para aquellos que nos seguís desde los comienzos del blog, recordareis que una de nuestras primeras recetas, al igual que esta, era un pastel: Pastel de carne al toque de parmesano. Aunque alguno de los ingredientes principales coincide con la receta que tenéis ante vosotros, os puedo asegurar que son completamente diferentes, con sabores muy bien diferenciados entre ellas.
Ya lo comprobareis, pero un pastel salado, como el que tenéis ante vosotros, es una de las preparaciones que quedan mas curiosas a la hora de la presentación, ya que, dependiendo de la forma de hacerlo, se diferencian e maravilla cada una de las capas. Por ejemplo, en la que tenemos aquí, con una porción, podremos ver perfectamente cada una de las capas de arroz y de carne. Una presentación de lujo!
Recuerdo que la idea de este plato viene de una revista de cocina que tenemos en casa, y que un día hojeando me llamo mucho la atención. Lo del toque de parmesano fue algo que añadimos nosotros, ya que en el momento de hacerlo, teníamos un poco en la nevera y decidimos agregarlo (os habréis fijado que el queso, entre ellos el parmesano, nos encanta..jeje). El resultado lo tenéis ante vosotros: delicioso!
Sencillo, sin ingredientes complicados y con un sabor y un aroma que hará que deseéis prepararlo mas a menudo. Un exquisito entrante... Un plato principal muy completo... Usarlo a conveniencia, ya que sirve para cualquier ocasión. Ahora, a por los delantales y a la cocina!



Ingredientes (4 personas):

  • 250 gr de arroz
  • 350 gr de carne picada mixta
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla pequeña
  • 1/2 vaso de vino blanco (se nos olvido ponerlo en la foto, jeje)
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de tomate natural triturado
  • 50 gr de beicon en tiras
  • 30-40 gr de parmesano rallado
  • Queso rallado para gratinar (opcional)


Preparación:
  1. Lavaremos el pimiento y lo partimos en trozos pequeños. La cebolla y la zanahoria, las pelaremos y, al igual que el pimiento, lo partimos lo mas pequeño que podamos.
  2. Batimos los huevos, salamos un poco y los reservamos.
  3. En una cazuela con aceite y a fuego medio-bajo, pondremos a pochar la cebolla. Cuando este dorada, vertemos el pimiento y la zanahoria. Removemos.

  4. Cuando las verduras estén tiernas, subimos un poco el fuego y echamos el beicon. Removemos para que no se pegue en exceso al fondo.
  5. Pasados unos minutos, echamos la carne, y con una paleta de madera, la iremos separando para que quede suelta.
  6. Dejaremos que la carne se cocine, y llegados al punto de ver que ya está lista, vertemos el vino y raspamos el fondo en caso de que se haya pegado algo. Removemos y dejamos que se vaya evaporando el alcohol hasta que prácticamente no quede nada de caldo. Llegados a este punto, vertemos el tomate, removemos y salamos un poco. Dejamos unos minutos cocinar para que todos los sabores se integren.

  7. Vertemos los huevos batidos y removemos para que no se nos pegue. Dejaremos que los huevos cuajen y probaremos para rectificar de sal. Dejamos 5 minutos a fuego bajo para que se cocine. Reservamos.
  8. Cocemos el arroz en un cazo. Cuando este listo, lo escurrimos, pero no lo pasamos por agua fria. Lo devolvemos al cazo y vertemos el parmesano, removiendo para que se reparta bien y se funda con el arroz.
  9. Pincelamos el molde (nosotros uno alargado) con aceite de oliva y espolvoreamos por todas las paredes y fondo con pan rallado. Precalentamos el horno arriba y abajo a 170º.
  10. Montamos el pastel: pondremos una capa de arroz (como 1/3 de lo alto del molde) aplastando con una cuchara para que quede bien firme. Sobre esta capa, echaremos otra capa del preparado de carne (también aplastandolo) y por ultimo, acabaremos con otra capa de arroz.


  11. Como opción, podéis espolvorear un poco de queso rallado para que se gratine (aunque a la hora de desmoldarlo, la parte del queso gratinado quedará como la base).
  12. Metemos al horno y lo mantenemos unos 8-10 minutos, o si hemos echado queso, hasta que este se gratine.
  13. Desmoldamos y servimos acompañado de salsa de tomate.
La pinta de este plato es muy buena, pero cuando lo probéis, vais a comprobar que el sabor es mucho mejor! Esperamos os haya gustado la receta!

Un saludo a tod@s y buen provecho!


4 comentarios:

  1. Delicioso, y como bien decís, con una presentación increíble. Tomo nota de este maravilloso pastel que nos presentáis hoy. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no es solo la presentación, si no que ademas esta buenisimo. Tienes que probarlo! Saludos!

      Eliminar