miércoles, 4 de junio de 2014

Tarta mousse de natillas

Una ocasión especial siempre se merece un postre especial, ¿no os parece? La tarta que hoy os presentamos coincide con esta descripción, ya que con ella tenemos una tarta muy resultona en la presentación, y un sabor que a todos os encantará, incluso a los que no son muy de postres, ya que no es una tarta excesivamente dulce.
En febrero cumplí años (exactamente el 13 de febrero) y este año, al ser el primero que pasamos Carmen y yo en casa, pues nos animamos y decidimos invitar a los padres y hermanos. ¡Nada mejor para celebrar un cumpleaños que una comida con la familia! A todos nos gustan este tipo de reuniones, pero también os podéis imaginar el tremendo jaleo en el que nos metimos, ya que no es lo mismo preparar comida para 2, que prepararla para 11 personas, y que encima guste a todos, ¡pero nos encantó hacerlo!. Bueno, pues en ello nos pusimos, y la comida nos costo elegirla, pero con el postre lo tuvimos mucho mas fácil, ya que mirando recetas, descubrimos esta tarta que a Carmen, al momento, le enamoró. Tenemos que indicar que la receta la descubrimos en el blog De Postres, el cual os aconsejo que visitéis y descubráis unos dulces buenísimos.
Cuando llegó el día, nos pusimos a prepararla, y nos quedó una tarta que encanto a todos (algunos nos pidieron la receta..), y por eso, por el éxito que tuvo, aquí os dejamos los ingredientes y los pasos a seguir, para que vosotros, al igual que nos pasó a Carmen y a mi, tengáis el éxito asegurado en cualquier ocasión. Así que a por los delantales y ¡manos a la obra!



Ingredientes (para un molde redondo de unos 26 cm):

  • 600 ml de nata para montar (3 brick de 200ml)
  • 6 cucharadas de azúcar avainillado
  • 20 ml de leche
  • 8 hojas de gelatina neutra
  • 36 galletas maría
  • 140 gr de mantequilla
  • 6 natillas
Preparación:
  1. Trituramos las galletas (con un mortero o con el accesorio picador de la batidora) hasta que sean casi polvo y unir la mantequilla previamente derretida. Este paso es bueno realizarlo poco a poco, sin verter directamente toda la mantequilla. Es mejor ir echando de poco en poco y parar de verterla cuando veamos que ya tenemos una masa compacta, ya que si nos pasamos, nos quedará una masa de galletas muy grasienta y no tendrá solución. Mezclaremos bien y ponemos en el fondo del molde, aplastando con una cuchara. Meteremos a la nevera mientras continuamos con los siguientes pasos.
  2. Montaremos la nata junto con el azúcar y reservamos. Mi forma de montar la nata, y que hasta hoy me ha funcionado, es comenzar a montarla sin el azúcar. Pasados unos minutos, y cuando veamos que empieza a montar, voy vertiendo el azúcar poco a poco, sin dejar de batir y ya continuar hasta que esté en su punto (hasta que al dar la vuelta al cuenco, no se nos caiga la nata). Así es como lo realizamos nosotros, pero cada uno tiene sus técnicas y seguro que todas son muy buenas.
  3. Vertemos 4 de las natillas en un cuenco y removemos.
  4. Ahora, en un vaso con agua fría, iremos hidratando 7 hojas de gelatina (la hidratación tarda unos 3 - 5 minutos como mínimo).
  5. Calentaremos la leche en el microondas (no es necesario que hierva) y disolvemos la gelatina en ella, escurriendo el agua, mezclando bien para que no queden grumos. Una vez lo tengamos, vertemos sobre las natillas, removiendo para mezclarlo todo bien.
  6. Cuando la mezcla de natillas con la gelatina este fría, vertemos sobre ella la nata montada, y uniremos con movimientos envolventes y despacio hasta tener una mezcla homogénea.
  7. En este punto, sacaremos el molde con la base de galletas y verteremos la mezcla sobre el, distribuyendo de forma uniforme por todo el molde. Dejaremos en la nevera unas 2 - 3 horas para que cuaje.
  8. Una vez pasado este tiempo, prepararemos la cobertura: Ponemos la hoja de gelatina restante en agua fría a hidratar. Calentaremos un chorrito de leche y disolvemos la gelatina en ella (previamente escurrida de agua). Lo vertemos en un cuenco donde previamente habremos echado las 2 natillas que nos quedaban y removeremos hasta que veamos que no quedan grumos y este todo perfectamente mezclado.
  9. Vertemos la mezcla sobre nuestra tarta y dejaremos enfriar hasta que veamos que ya está perfectamente cuajada.
  10. Desmoldamos y lista para comer!


Ya tenemos preparada esta deliciosa tarta mousse. Ya solo os queda ver las caras de todos aquellos que la prueben, y veréis como se quedan sorprendidos ante este postre con mayúsculas.

Un saludo a tod@s y buen provecho!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada